Se ha producido un error en este gadget.

martes, 13 de marzo de 2012

Excuse me, where is your motivation?

Han pasado cosas desde la última entrada.
Volví a Granada, fui a Madrid, he visto a muchos amigos que llevaba tiempo sin ver, hice un examen, envié entregas, terminé traducciones, me concedieron practicas, he ido a conciertos, he ido al cine una barbaridad, he leído muchas revistas, muchos tuits, he mejorado la página web, me he indignado con el cinismo de muchos políticos, he descubierto series nuevas y he querido hacer muchas otras cosas para las que no he tenido la suficiente motivación o tiempo. 

Recuerdo cuando nos daban las charlas de orientación académica, allá por la ESO, hace unos ¿cuántos? ¿ocho o diez años? en las que nos decían que el inglés se valoraba mucho, que además se había puesto de moda en Europa marcarse un gap year y que las empresas valoraban mucho ver en un currículum estancias en el extranjero. Ahora lo mínimo que se requiere es una carrera, un máster y tres idiomas, eh, pero hablados como un nativo, despreciando todo el considerable esfuerzo que conlleva aprender una lengua y una cultura diferente.

A mi eso de "el extranjero" me suena mucho a años 60, yo tenía ganas de salir de aquí y hice de Inglaterra y de Francia mi casa, no entiendo de fronteras en ese sentido. Ahora, muchos de mi generación se ven OBLIGADOS a salir fuera, no por motivación personal ni por espíritu cosmopolita como afirma el  ministro de cultura Wert, sino porque aquí cuesta más encontrar una oportunidad. No digo que sea imposible, pero ahora es muy difícil. ¿Qué ha pasado para qué en lugar de que se necesiten profesionales, sobren? ¿Qué hemos hecho mal? 

En el aspecto económico, no lo tengo todavía muy claro, lo que sí sé es que el hecho de una gran parte de los presupuestos se vaya a manos de políticos, de su mala gestión y de otros representantes de la marca España puede ser una razón. Lo que sí sé, es que a mi La Universidad no me formó. Me dio unas pautas, unos cuantos folios, me enseñó a que yo encontrase el camino, pero se quedó muy a medias. En otros países, las prácticas son obligatorias, los profesores te ayudan a crear por ti mismo, no a que simplemente vuelques en un papel lo que has leído en un libro o en sus apuntes. Echo de menos un sistema educativo mucho más participativo y abierto, en el que se aprendan cosas con utilidad práctica y real. 

Hoy no tengo muchos ánimos de nada, pero sé que mañana o incluso esta misma tarde los tendré. Ánimos y ganas de aprender, de buscar un trabajo que me llene, y de seguir con mi actividad, a la fuerza diversificada. Y, ¿sabéis qué es lo bueno de nuestra generación? Qué nos habremos buscado nosotros los medios y los recursos. (Pre)parados nos llaman, mileuristas o incluso nimileuristas he leído últimamente. Aunque tengamos que sacar el dinero de donde ya no haya, seguiremos aquí o allá. Nos va a tocar pagar los errores de otros, nos va tocar esperar unos años más para despegar, pero prepárate mundo para cuando despeguemos. 

Según un famoso traductor, no hay crisis, no hay que andar por ahí lamentándose, hay que moverse y encontrar un sitio. No podría estar más de acuerdo, solo que me temo que nos va a costar bastante más de lo que él creía. Hay que ser optimistas y realistas, al mismo tiempo.

Y el día que pierda el ánimo, por favor, recordadme que escribí esto. 
Prometo entradas más prácticas y útiles en un futuro. 
Algunas de mis motivaciones. Granada febrero 2012.

Gracias por leer y gracias dobles por comentar. :) 

3 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo...

    Hace un par de semanas precisamente comenté con unas compañeras del máster que las carreras ahora no te enseñan una profesión ni mucho menos, ni te preparan para la vida profesional en el sentido amplio de la idea: se limitan a darte una serie de conocimientos teóricos (más o menos inútiles según la asignatura) y algunos consejos para la práctica, que ni siquiera son tenidos en cuenta a la hora de evaluar....

    Acabamos concluyendo que, desde el punto de vista de un empresario y tal y como están las cosas, es normal que, teniendo en cuenta el nivel de los recién licenciados o futuros graduados, cada vez pidan más experiencia y más formación (especializada, diversificada, multifunción o todo a la vez, la verdad sea dicha) que sólo puedes conseguir si te mueves y además, tienes suerte...

    No son muy buenas perspectivas, la verdad, pero habrá que motivarse! ánimo!!!

    ResponderEliminar
  2. La universidad hoy en día no te forma, en absoluto. Y cada vez que cambian de plan y supuestamente van a mejorar, empeoran. Ahora la gente que ha estudiado formación profesional siempre nos lleva ventaja. Es gracioso hablar de carreras con salidas cuando casi ninguna las tiene. Así, en general, yo ya estoy asumiendo que quiera o no, me tendré que ir de aquí en cuanto acabe la carrera.
    Ánimo :)

    ResponderEliminar