Se ha producido un error en este gadget.

martes, 30 de agosto de 2011

¿Qué narices es un auxiliar de conversación?


Hola a todos, 
me encuentro en uno de esos momentos del año depresivos por naturaleza, final de agosto, también conocido como" la vuelta al cole" según el Corte Inglés, o como "el final del verano, llegó y tu partirás" según el Dúo Dinámico (si si, se que estáis tarareando mentalmente esa canción muahahaha). Este verano encima es aún más feo, entre cuestiones familiares que no mola comentar aquí, entre que el último fin de semana una nube ha  oscurecido el bonito paisaje marítimo de la urbanización en la que veraneo, y ya se sabe lo que nos deprime por norma general a los españoles la carencia de sol, y por último por mi falta, a medias, de un futuro sólido al que agarrarme. Ante tal momento de desgana y abatimiento, he decidido actualizar el blog con algo que escribí de un tirón hace ya algunos meses en París, cuando me encontraba cumpliendo con mi currillo de auxiliar de conversación en el Instituto Maurice Ravel.
 Y os preguntaréis: ¿por qué nos sales con esto ahora? Pues por tres razones: 1. lo tenía por ahí y como ya he dicho, no estoy como para escribir de las fiestas de mi pueblo y olé. 2. Para ilustrar un poquillo a todos los que han sentido curiosidad sobre a lo que me dediqué yo exactamente esos meses además de a pasearme, beber vino y comer queso. Y 3. para que los futuros auxiliares sepan lo que les espera (de nuevo risa maligna: muahahahahaha). Lo copio y pego tal como lo escribí, para que conserve su estado puro de algo escrito en un momento de indignación y enajenación mental. Y obviamente porque no tengo ganas de ponerme a corregir y revisar :p 




"¿¿Qué narices es un auxiliar de conversación??

Assistante que dicen en francia… y luego nos dicen en una mala traducción literal: "la asistente" o peor aún: "la asistenta". Tampoco dista mucho de eso nuestro trabajo, ya que a veces nos convertimos en un asistenta que lo mismo sirve para un roto que para un descosido. Tenemos que saberlo todo cuando no tenemos experiencia ninguna, tenemos todos los derechos y privilegios, pero al mismo tiempo todos los inconvenientes y deberes. Por ejemplo, tengo acceso a la sala de informática de los profesores, pero a la primera que acusan cuando se rompe la impresora es a mí, y la última para utilizar la fotocopiadora siempre soy yo, las fotocopias de los profes "de verdad" siempre urgen más. Trabajamos “solo” 12 horas, pero nuestro horario parece un queso emmental, lleno de huecos (el gruyère no es el de los agujeros ya que estoy introduzco este dato fascinante) y acabamos pasando en el instituto nuestras vidas, especialmente, horas muertas en la salle de profs haciendo de todo (llevaos un libro, preparad las clases siguientes, corregid, o yo que sé, apuntaos a un máster a distancia, por ejemplo). 
Para los profesores somos estudiantes despistados con pinta de mayores y para los alumnos somos toda una confusión… por no hablar de los surveillants (algo así como vigilantes de pasillo, no existe esta profesión en España) que a mis 22 años, 1,77m me siguen pidiendo a la entrada del Lycee el carné de estudiante todos los días: "je suis l’assistante d’espagnoool", repito de nuevo esas palabras que probablemente sean las que mejor y con más salero digo de todas las de este bonito idioma.

"Conversación" pone en el título de mi beca en español oiga, y yo conversar… converso poco. Con los que tienen poco nivel no puedo conversar, tengo que hacer juegos, divertirles, entretenerles, sacar la parte divertida del español… ser un payaso, al fin y al cabo. Entro a la clase así, con mi disfraz de profe colega, que tiene que ser su amiga para que hablen y se les quite la vergüenza y a la vez mostrar autoridad para q no se te suban a la parra. Y con los que saben mucho me han puesto a corregirles comentarios de texto… asi que más que conversar… les escucho y tomo nota. Eso cuando no te "sugieren" que te prepares una clase de economía para los de BTS notariat o que les ayudes a decidir el nivel de todos los libros de la biblioteca.  Ajam, justo lo que iba diciendo: 
el auxiliar tiene que saber hacer de todo." 





jueves, 25 de agosto de 2011

haciendo un paréntesis en la estupidez...

El comentario de una amiga a propósito de sus recientes reflexiones sobre la vida me ha inspirado esta entrada, me debatía entre otra entrada cinematográfica, entre una entrada con la música del verano y entre una entrada contando porque el otro día llamé al 092 por primera vez en mi vida. Bueno si me da tiempo quizá lo resuma al final. O no.

El caso es que hace poco, me quedé con la siguiente frase de una película: "pero hijo, tu amigo, te hace crecer como persona?" al principio me pareció un poco pedante, muy de supernanny o de psicólogo escolar, pero luego reflexioné y me di cuenta de lo importante que es rodearte de gente que te hace crecer, evolucionar, madurar... Hay personas que sin querer son como pesos plomo, que no te dejan avanzar, que te atraen a la rutina, a lo fácil, y por otra parte hay personas que apenas sin darse cuenta, a veces a través de  de conversaciones sobre cualquier cosa; cine, música, deporte...a veces simplemente a través de mínimos gestos, y a veces a través de grandes gestos, nos enriquecen y enseñan y sobretodo, nos proponen involuntariamente retos, que vamos superando día a día, y que al final, nos hacen sentirnos un poco más grandes, un poco más listos, un poco mejores.

No quiero alargarme, y no quiero hablar de lo que me aporta a mi cada persona que me rodea, simplemente os propongo que reflexionéis un momento sobre que tipo de persona sois, y si aquellos que tenéis normalmente alrededor os aportan algo, o no. Ojo, que no me refiero a aportar culturalmente, si la aportación son risas a diario, ¡viva la cercanía con esa persona!


Por cierto, vi Super 8... en resumen, mucho mejor de lo esperado a pesar de ser muy americana, muy Spielberg, de parecer hecha para complacer un monologo de Goyo Jiménez. Un conglomerado de Los Goonies, E.T. y otras películas americanas clásicas con niños y criaturas raras. Cine de palomitas bien hecho.

Por cierto dos, me he arrepentido de no haber hablado aún de música en  tres entradas y aquí os dejo "In the summer" del grupo británico Crystal Fighters, definitivamente mi grupo del verano. No me he estrujado mucho el cerebro para elegir un tema. Pero ya avancé en el título que este no iba a ser un blog muy profundo.





Feliz fin de summer. :) 

sábado, 20 de agosto de 2011

una peli para el verano



Hoy quiero recomendar una peli, estúpida como no, y hacer los respectivos comentarios en cuanto a la traducción del título, frikis, como no. 


La cartelera en verano nunca suele ser gran cosa, este año está inundada de superhéroes; Conan, Linterna Verde y Capitán América, Pitufos (curioso mix de Neil Patrick Harris y Jayma Mays de las series Como conocí a Vuestra Madre y Glee respectivamente), Simios y demás especies. Además de la prometedora Super 8, que, aparte del hecho de que el productor es Spilberg y huele de lejos a E.T. el director es JJ. Abrams, ¡creador de perdidos!. Habrá que verla.  
También es obligatoria "El caso Farewell", peli francesa sobre la guerra fría con el guapo e interesante Guillaume Canet (a mi ya me sobran razones) y el director Emir Kusturica, en esta ocasión como actor. 


Pero no nos pongamos tan serios, mi recomendación veraniega para abstraerse, disfrutar y sobre todo reírse un buen rato es la comedia americana "La boda de mi mejor amiga". La actriz principal, Kristen Wiig, desconocida en españa, no solo se revela como una brillante actriz de comedia sino que también es co-guionista. Los gags del duelo de discursos, el del avión y por último la escena del coche intentando atraer la atención del policía son brillantes. De lo mejorcito que he visto en comedia últimamente. Olvidaos de los prejuicios que tenemos en cuanto a las comedias americanas y del cine profundo y echaos unas risas. 





Y ahora llamo vuestra atención sobre el título: "La boda de mi mejor amiga", es válido y coherente con el guión pero copia al de otra película que no tiene nada que ver: "La boda de mi mejor amigo" (sí sí, la de Julia Roberts y Cameron Díaz). ¿Qué pensáis? El título original es "the Bridesmaides", es decir, "las damas de honor", ¿es coherente el cambio de sentido, ya que en España no tenemos normalmente damas de honor en las bodas? ¿Consideráis que es mejor respetar el título en inglés, o traducirlo pero respetar la misma palabra? Es una película americana, y las damas de honor forman parte de su cultura tanto como la Budweiser o conducir desde que vas al instituto. ¿Se debe respetar la referencia cultural o adaptarlo a la cultura española? Por otra parte, si en un caso hipotético tuviese que hacerse al revés, el título español traducido al inglés, tendríamos un problema, ya que la palabra friend es neutray ya existe"My best friend's wedding" . Pero bueno que se me va la olla y me emociono hablando de estas cosas... a lo que iba...



¿Qué me decís de los subtítulos? En inglés nos recuerdan que los productores son los mismos de Virgen a los 40 y Supersalidos. En mi opinión esto es en todo caso es contraproducente, por que lo que me imagino es un par de tíos que ponen pasta para comedias facilonas y que no tienen ni idea de cine. En fín, el subtítulo español es aún peor. "¿Quien dijo que las peliculas de tias apestan?" Es un poco discriminatorio, pero para mí, que tampoco aguanto mucho el cine rosa, al menos me parece divertido y provocador. 


Y por último os dejo el cartel francés, que como siempre, van por otro lado, ellos, a su bola. Cambian la foto,  dando importancia a la verdadera protagonista de la película (realmente el cartel original puede dar la imágen de que la morena de la cinta en el moño es la prota, cuando es una secundaria más) y cambian también el título: "Mes meilleurs amis", mis mejores amigas, también válido, ¿opiniones? A mi no me gusta, es una película sobre amistad, pero con el trasfondo de una boda, y en todo caso sería en singular, "mi mejor amiga", ese plural no tiene mucho sentido y no es demasiado coherente con el guión. Pero bueno, de la versión francesa, me quedo con el subtítulo, algo así como: "La mujer más divertida del mundo, Bridget Jones saca las garras". (tampoco sé que pinta la Jones aquí, estos franceses...)  


Nada más por hoy, espero que os haya resultado mínimamente interesante y que os guste la película. 

Hasta pronto :) 

viernes, 19 de agosto de 2011

Por fin me he atrevido.

No sé muy bien porqué ni porqué ahora ni a cuento de qué comienzo un 19 de agosto un blog. No puedo mentir, la idea me rondaba la cabeza desde hacía tiempo, probablemente incluso antes de que se pusieran de moda los blogs, cuando aún eran privilegio de unos cuantos modernos. A pesar de que siempre he tenido muchas ideas para escribir, nunca antes había sentido la necesidad de plasmarlo en la web, y se nota la poca reflexión con la he comenzado desde el título. Super original, ¿eh?

Ni yo misma sé porqué precisamente el verano más vago de mi vida me han entrado ganas de dar voz y soporte a mis reflexiones y pensamientos, cuando precisamente estos últimos días he intentado alejarme de polémicas y discusiones todo lo posible. Pero supongo que es justamente por eso, mientras que todo el mundo habla y opina (sin tener ni idea, claro está, somos españoles) de la economía, de las JMJ, de la Supercopa, de la victoria de Rosa de Nosequé en Nosequé concurso de telecinco, aquí la nena tiene el culo inquieto con otras cuestiones de la vida.

Casi siempre me he guardado esas cuestiones para mí, como mucho las comentaba con los más cercanos, muchas veces con la inseguridad de lo estúpidas que puedan ser esas ideas y otras veces con el temor de resultar demasiado friki. A partir de ahora (from now on -siempre me gustó esa expresión-) compartiré con quién me lea algunas de las estupideces que se me pasan por la cabeza. Aviso: no son pocas, título estúpido, reflexiones estúpidas, abajo firmante: estúpida.

Bueno, me auto doy la bienvenida al mundo bloggero con esta estúpida entrada de pacotilla y el firme propósito de actualizar frecuentemente este rinconcito, intentaré no aburriros demasiado y daros pié a la reflexión, a comentar, y a seguir leyendo (y que no lo hagáis solo por compromiso en plan "me voy a pasar por el blog de Tere no sea que luego me pregunte si lo he leído") y sobre todo a sacaros 5 minutos de la dura realidad y cuando se pueda, una sonrisilla.

:)

Al igual que el personaje de John Cusak en la peli de High Fidelity (Alta Fidelidad, 2000) haré de vez en cuando algún ranking o top 5, que estaré encantada de que comentéis, critiquéis, machaquéis y valoréis.
Aquí van los dos primeros:

Cosas que odio del verano:

1. Tios barrigones sudorosos sin camiseta
2. Padres de niños que no educan y se creen que por haga calor su hijo tiene libre albedrío para gritar más de lo normal.
3. Que todo el mundo se sienta obligado a ponerse moreno.
4. Las medusas y los mosquitos y demás fauna estival (peores si son tigre, ¿verdad hache?)
5. Que me pregunten que voy a hacer "el curso que viene", como si la vida siguiese marcándose por cursos...

Cosas que me encantan del verano (siempre hay que acabar con lo positivo)

1. Ver con más frecuencia a amigos y familiares.
2. Los festivales de música.
3. Que cuesta menos pensar "que me pongo", no hay tantos complementos y prendas que combinar.
4. Tener tiempo para leer.
5. Que este año no sé cuando acaba.


Ale, dejad de leer e idos a por una cervecita, ya que, parafraseando al padre de una amiga, que parafraseó a su vez a un importante arquitecto: "la cerveza es más importante que internet".

Hasta la próxima.