Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Cosas y gente de esta semana.

Como el mínimo requisito que me propuse fue el de volcar las estupideces que se me ocurran... aquí van unas cuantas.

Esta semana de septiembre ha estado marcada por esta canción... más bien, por este videoclip:

Ya no solo por que sea la canción de la publicidad del eurobasket en la sexta y la he estado escuchando en el coche, en casa, en la tv... es también porque el videoclip me ha gustado mucho. Me gusta ese sol del atardecer que ciega los ojos pero que también es cálido y agradable y da esa luz tan especial. Es el sol que me acompaña por la autovía cuando conduzco a Murcia justo a media tarde, que por mucho que baje los parasoles o viseras queda justo a mitad de ventana y es imposible evitar. 

Me gusta el look nuevo de Kiedis, y el pelo verde de Flea queda muy bien en las fotos del single. Me gustan los rockeros con estilo propio, lo reconozco. 

Esta semana también he cambiado mi nombre del facebook y el tema del igoogle, he puesto el de Stella McCartney, que es rosita y con nenas chupando piruletas, no me pega nada, pero por algún motivo, me gusta... ¿Será porque me vuelvo más fashionista con la edad? ¿con la rentrée?  

No lo he dicho pero el lunes empezó a las 7 de la mañana buscando un servicio de reprografía por la Castellana. Cosas que pasan.

El martes fui al cine y vi la Deuda con Helen Mirren y Jessica Chastain. Muy buena peli sobre espionaje. No hay que perder de vista a la Chastain, la nueva actriz de moda, esta semana estrena El árbol de la Vida, de Terrence Malick, junto a Brad Pitt y Sean Penn. Está todo el mundo que lo flipa con esta película, y Pablo me matará por decir esto, pero la verdad es que vi el tráiler y me aburrí... habrá que verla por las buenas críticas y espero que la impresión sea otra. Ayer vi también Cómo matar a tu jefe, y en fin... divertida, pero me esperaba más de Kevin Spacey de jefe psicópata.
Hoy me he dormido la Boda de mi Mejor Amigo en la sobremesa de la primera, toma clásicazo dominical y toma cursilada de película. 

Y en cuanto a libros, terminé de leer el último de los asesinatos en clave de jazz de Andreu Martín; El Blues de la Ciudad Inverosímil. Recomiendo encarecidamente estos libros si os gusta la novela negra con tiques de humor, y sobre todo si os gusta el jazz.

Y acabo ya, con una reflexión dominguera: ¿por qué se siguen utilizando los sonidos de campanas? Quiero decir, entiendo que, cuando no todo el mundo tenia reloj, fuesen necesarias las campanas en lo alto de la torre de la catedral para llamar a los fieles al rezo, indicar la hora, y avisar del comienzo de la misa y esas cosas que ahora suenan tan de otra época, pero, ahora, ¿que sentido tiene que cada iglesia -y donde vivo hay unas cuantas- marque la hora con sus respectivos sonidos programados con un aparatito? Además de artificial, los altavoces están situados en primeros o segundos pisos, con lo que el resultado es un repicar constante que más que informar despista, aburre y molesta. ( Y no me meto en la utilidad del aviso de misa). 

En fin, voy acabando que va a empezar la final del eurobasket España-Francia, y esta no me la pierdo...
después, Club de la Comedia con Eva Hache, que mejor forma de acabar la semana :) 

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada